En todo el espectro político, el tema del momento es la reelección presidencial. No todos están de acuerdo en cómo podrá obtenerse ese oscuro objeto de deseo. Pero algunos hechos ya marcan posiciones diversas: algunos proponen una enmienda constitucional, otros una reforma de la constitución, y otros creen que bastaría una “certeza constitucional” emitida por la Corte Suprema.

Hay tres importantes figuras políticas que tendrían un marcado interés en que se adopte la reelección presidencial, sea cual sea el método para adoptarla: el actual presidente, Horacio Cartes; el ex presidente Fernando Lugo; y el ex presidente Nicanor Duarte Frutos. Además de estos tres probables candidatos, que podrían ser candidatos plenos si existiese la reelección, hay otros que no necesitan de ella y que ya están en carrera como probables candidatos: Efraín Alegre, del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), y Mario Abdo Benítez, de la Asociación Nacional Republicana-Partido Colorado (ANR-PC). También hay quienes mencionan como otro probable candidato al actual intendente de Asunción, Mario Ferreiro. Quizá aparezcan otros.

horacio cartes fernando lugo nicanor duarte

El periodista Edwin Brítez, del diario abc-Color escribió un interesante artículo en la edición del 30 de mayo, donde analiza las posibilidades de la Izquierda. Su título es muy llamativo: “Un candidato de la Izquierda puede ganar las elecciones generales en el 2018”. En el mismo afirma que “entre todos los partidos y movimientos [de la Izquierda o del Progresismo] lograron 523.431 votos en el 2013, lo que representa un crecimiento del 102%, nunca antes experimentado por ninguno de los partidos tradicionales […]”.

En el punto 5 del artículo habla de una situación hipotética: “Si en las elecciones del 2018 la Izquierda no vuelve a tener un candidato propio de arrastre y nuevamente concurre dividida, teniendo en cuenta como antecedente los últimos cinco años, se podría considerar un crecimiento de al menos el 45%, con eso lograría subir a 782.529 votos.”

Con eso, afirma Brítez, la Izquierda “estaría comprometiendo seriamente la mayoría, primera de los colorados y segunda de los liberales, ya que desde el 2013 la Izquierda unida [con los ‘Progresistas’] es la tercera fuerza electoral y tiene una tendencia a crecer más rápido que las demás (50,9% de colorados y 15,9% de liberales)”.

Finalmente, agrega que “[…] se debe tener también en cuenta el hecho que la primera alternancia en el municipio de Asunción se dio (1991) con un candidato de Izquierda, Carlos Filizzola; y la primera alternancia a nivel nacional (2008) se produjo con un candidato también de izquierda, Fernando Lugo”.

“Posteriormente, la hegemonía colorada en la capital”, dice Brítez, “tuvo que ser cortada otras vez por un candidato de la Izquierda, Mario Ferreiro, en el 2015. A todo esto hay que sumar el hecho que la mayoría de los movimientos sociales que tienen mayor capacidad de movilización que los partidos, simpatizan o comulgan con la Izquierda”.

A esto último habría que agregar que los resultados obtenidos por la ANR-PC en las elecciones municipales estuvieron lejos de “pintar de rojo el país” como prometió el Presidente Horacio Cartes. Al parecer, no alcanzó la pintura o algunos dirigentes municipales o gobernadores utilizaron la “pintura roja” para pintar sus mansiones y propiedades, y quedaron cortos de “pintura”.

De todos modos, el artículo de abc-color parece coincidir con los datos de una encuesta que ha circulado en ámbitos políticos y que da cifras sobre algunos líderes políticos y que de alguna manera coincide con el análisis del periodista Edwin Brítez: uno de los probables candidatos (si hay reelección), Fernando Lugo, tendría en el interior del país 60% de las intenciones de votos; en el departamento Central, 42%; y en Asunción, que había llegado al 37%, cayó a 33% luego de las movilizaciones campesinas, al parecer como reacción a las molestias causadas por las manifestaciones y marchas campesinas y de cooperativistas en Asunción que generó molestias en el tráfico y a la ciudadanía en general. Los dirigentes o probables candidatos estarían muy por debajo, con Mario Abdo Benítez como el mejor posicionado entre los probables candidatos colorados. Sean o no verdaderos estos resultados, mostrarían que un candidato de la Izquierda es el mejor posicionado para las elecciones del 2018.

Hay que señalar también que dentro de la ANR-PC existe, según algunos dirigentes colorados, una situación bastante grave, con serios disensos y desencuentros, como el que produjo el escaso papel otorgado a los colorados disidentes en las estructuras de dirección de la Junta de Gobierno, y señalan una “ausencia de dirección”. Existe además un profundo descontento generalizado de la población con el actual gobierno, lo que afectaría seriamente la capacidad de triunfo de cualquier dirigente colorado, pero en especial de Horacio Cartes, si se aprueba la reelección, ese oscuro objeto de deseo tan escurridizo para muchos de los presidentes de la llamada transición, que después de 26 años de democracia aún no se ha concretado en todo lo que realmente significa.

Joostrap Article Carousel