Con la pérdida de la subvención de Venezuela, el gobierno cubano sufre una crisis de liquidez, como admitió el Presidente Raúl Castro a inicios de este año, y busca nuevas fuentes de financiamiento. Exprimir a los trabajadores del Estado es improbable que produzca resultados. También busca apoyo económico, incluyendo a Rusia y otros países.

 

 

El 1 de octubre, trabajadores de más de 94% de las compañías cubanas del estado tendrán que pagar un impuesto al ingreso y una nueva ‘contribución especial’ a la seguridad social. La viceministra de finanzas, Meisi Bolaños, dijo que los trabajadores del Estado que ganen más de 500 pesos mensuales (alrededor de US$20) serán sujetos de un nuevo impuesto de 5% a la seguridad social, llamado contribución especial a la seguridad social (CESS). Los trabajadores que reciban más de 2.500 pesos (alrededor de US$100) también serán elegibles para un nuevo impuesto sobre ingresos personales (Isip) de entre 3% y 5%. Ambos impuestos se deducirán directamente cada mes de los cheques de pago de los trabajadores.

putin castro economia cubana

Los nuevos impuestos afectarán a unos 1,5 millones (m) de trabajadores del sector público, de acuerdo con los medios de comunicación del Estado. El director del departamento de trabajo y salarios del ministerio de seguridad social, Guillermo Sarmiento, dijo que la CESS ayudará a expandir la red de seguridad social de Cuba, que cubre a alrededor de 1,7m pensionados, en este país rápidamente encanecido, donde desde hace tiempo la tasa de nacimientos ha sido baja. Por otra parte, el liderazgo revolucionario en sí mismo es ahora una gerontocracia, Cuba tiene una pirámide poblacional de mediana edad bastante extensa con un pico  de mediana edad muy claro, con una protuberancia en los sectores de 45-59 años de edad, lo que significa que la isla comunista es similar a muchos países de Europa Occidental cuando se trata de enfrentar la ‘bomba de tiempo’ de las pensiones.

El nuevo sector privado del país ya está pagando impuestos, aunque no hay muchos datos disponibles sobre el ingreso que genera. Bajo la nueva ‘ley del sistema de impuestos’ introducido en el 2013, el gobierno apuntaba a una ‘gradual y flexible’ aplicación de impuestos. Hasta la fecha bajo ese marco, los empleados del sector privado, cooperativas (agrícolas y no-agrícolas), artistas, trabajadores del sector creativo y cultural, trabajadores empleados en subsidiarias extranjeras, compañías de transporte, y compañías y sociedades comerciales, todos están sujetos al impuesto a los ingresos.

Por otra parte, el gobierno de Venezuela, un aliado estratégico de Cuba desde el 2003, ya no puede proveer a Cuba con los mismos volúmenes y las mismas condiciones de pago de petróleo barato, los medios estatales de Rusia han informado que Raúl Castro ha pedido personalmente al Presidente Vladimir Putin que renueve las ventas de petróleo a Cuba. Los detalles de un supuesto acuerdo nuevo no se hicieron públicos, pero un funcionario de la compañía estatal de petróleo de Cuba, Cupet, habría confirmado que estaban en marcha las conversaciones con Rusia e Irán para la provisión de petróleo crudo y de productos refinados, “para hacer frente a posibles interrupciones en las importaciones de las fuentes actuales”. El canciller de Irán, Mohammad Javad Zarif, estuvo recientemente en Cuba, donde señaló la ambición de Irán de fortalecer las relaciones bilaterales con Cuba, en agricultura, petroquímica, minería, medicina, e ingeniería.

Otro veterano aliado de Cuba, Angola, ya tiene un acuerdo petrolero estratégico en vigencia con el gobierno cubano (incluyendo planes futuros para la compañía petrolera estatal de Angola, Sonagol, para comenzar perforaciones en la zona económica offshore exclusiva de Cuba una vez que sea levantado el embargo de Estados Unidos). Finalmente, Argelia también está enviando petróleo crudo a Cuba por primera vez, con la compañía estatal de Argelia, Sonatrach, embarcando 80.000 toneladas de crudo (unos 515.000 barriles) para ser entregado el 1 de octubre, de acuerdo con un informe de Reuters, con planes para otras entregas más tarde en este año.

Declina la provisión venezolana de petróleo

El envío de petróleo de Venezuela a Cuba, que promediaba previamente unos 80.000 a 90.000 barriles por año, ha declinado en alrededor del 40% este año, calculan los expertos de la industria y del embarque. Desde el año pasado, la petrolera estatal venezolana, Pdvsa, que es propietaria del 50% de la refinería de petróleo Cienfuegos, de Cuba, ha buscado embarcar petróleo con destino a Cuba desde otros partes, incluidos Rusia y Argelia, enviando embarques desde su terminal en Curaçao, por ejemplo.

© Latin American Newsletters (UK)

Joostrap Article Carousel