Teniendo en cuenta que un referéndum revocatorio presidencial, parece muy poco probable que suceda este año, existe un creciente interés acerca del probable vicepresidente, quien se haría cargo de la presidencia en el caso que triunfe el referéndum revocatorio el próximo año.

En el caso que se realice un referéndum revocatorio antes de enero del 2017, se deberá convocar a elecciones inmediatas. Más allá de esa fecha, el vicepresidente asumiría la presidencia por el resto del mandato del actual Presidente Nicolás Maduro, hasta fines del 2018, y entregaría el poder a una nueva administración en enero del 2019. El gobernador del estado de Carabobo, Francisco Ameliach, del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), ha ‘sugerido’ en su programa Hablando de Poder, transmitido por el canal del estado Radio Nacional de Venezuela, que si la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), sigue persistiendo con su demanda de un referéndum revocatorio, el Presidente Nicolás Maduro podría designar a Diosdado Cabello, el número dos en el PSUV, como su vicepresidente, probablemente en noviembre (en vez de esperar la tradicional reorganización del gabinete del Año Nuevo). “En otras palabras, si ellos votan  por el referéndum revocatorio en el 2017, ellos podrían efectivamente estar votando por Diosdado Cabello como presidente de la república,” señaló Ameliach.

maduro venezuela vicepresidente centro de atencion

No queda claro si esto está basado en alguna información interna privilegiada o es meramente una táctica alarmista de Ameliach. Por cierto, desde el punto de vista de la MUD, la designación de Cabello podría ser una opción presidencial peor que la de Maduro para el país, considerando su posición de línea dura, altamente agresiva hacia todas las fuerzas opositoras.

En verdad, tal es su reputación pugilística que el fallecido presidente Hugo Chávez pareció dejarlo a un lado a su anteriormente cercano ladero Cabello por unos pocos años a fines del 2000, y luego rehabilitarlo antes de las elecciones del 2012, cuando la Revolución Bolivariana había comenzado a caer en problemas y el mismo Chávez enfermó de cáncer. Más tarde, Cabello se convirtió en el presidente de la asamblea nacional, una posición que él también manejó agresivamente.

Como número dos en la jerarquía del PSUV (Maduro es el presidente del partido), Cabello controla el partido con puño de hierro, desde las bases locales, y también tiene fuertes lazos con el aparato de seguridad del Estado. Cabello ha sido blanco de denuncias –pero nunca fue acusado o condenado– por la corrupción rampante y supuestos enlaces con los intereses del tráfico de drogas, incluyendo el presunto 'Cártel de los Soles', del que se dice que es una poderosa banda de drogas dirigida por militares que opera en connivencia con guerrilleros colombianos de izquierda y los grupos de tráfico de drogas. También hubo desde hace tiempo rumores que Cabello como supuesto rival principal de Maduro, ha esperado pacientemente, que llegue su día. En público, Cabello se ha mostrado siempre como 100% leal a Maduro, el elegido como heredero por Chávez, y siempre ha continuado actuando como uno de sus principales ‘perros de ataque’.

El actual vicepresidente, Aristóbulo Istúriz, designado en enero del 2015, fue visto inicialmente como una figura conciliadora y alguien que podría forjar lazos entre el ejecutivo y la asamblea nacional, controlada por la oposición; e inclusive  potencialmente negociar una transición ordenada antes de la elección del 2018. Eso en realidad, no ha resultado así e Istúriz parece haber sido dejado de lado. Existe la posibilidad que sea removido en la reorganización de Año Nuevo.

Ameliach también atacó a la MUD, alegando que la coalición multipartidaria está en “un estado crítico”. Y planteó la teoría que los varios partidos en la coalición MUD, incluido el tradicional partido Acción Democrática, también Un Nuevo Tiempo con base en Zulia, el radical Voluntad Popular (liderado por el encarcelado Leopoldo López), y el moderado Primero Justicia (liderado por el dos veces candidato presidencial Henrique Capriles Radonski), no están interesados en el referéndum revocatorio, sugiriendo que sus acciones actuales están realmente motivadas por maniobras internas y el posicionamiento político de cara a las elecciones del 2018. Él pareció dar a entender que la MUD –forjada en 2011-2012 como una plataforma electoral para asumir el poder en reemplazo del chavismo– se reestructure de nuevo en sus partes constituyentes antes del 2018.

Plantean perspectiva de acusar

de homicidio a Leopoldo López

El 5 de octubre, Diosdado Cabello dijo que las familias de las 43 víctimas que perdieron la vida en las protestas contra el gobierno a inicios del 2014, deseaban introducir la acusación de homicidio contra Leopoldo López, quien ya está cumpliendo una sentencia de prisión de 14 años por su supuesto rol en la instigación de las protestas. A fines de septiembre del 2015, López fue acusado de instigación pública, incendio, daños a la propiedad pública, y asociación criminal, cargos que sus abogados dicen que fueron inventados.

“Las familias de las víctimas ya han introducido, o están por introducir, una demanda ante las cortes, para que él [López] sea acusado de homicidio por las 43 muertes”, declaró Cabello en su programa semanal de TV, sin otros datos.

A pesar de la intensa presión internacional, el gobierno de Maduro parece muy decidido a mantener a López tras las rejas. Las encuestas sugieren que el alcalde de la municipalidad de Chacao, en Caracas, se convertiría en una seria amenaza para el PSUV si sale de la prisión. Por ejemplo, como candidato presidencial, algunas encuestas sugieren que él podría tener un mejor desempeño que  Capriles Radonski en sus dos intentos presidenciales (contra Chávez y contra Maduro). Y aunque algunos votantes moderados, en particular aquellos de la Izquierda, previamente hallaban difícil de aceptar su radicalizada posición, en las circunstancias actuales su feroz oratoria y su fuerza política de convocatoria podrían tener una mayor atracción nacional.

Dentro de la MUD, el radicalismo de López también irrita a los dirigentes como Capriles, y los dos han dicho que tienen sus diferencias sobre la dirección de la MUD en más de una ocasión. A pesar de su confinamiento solitario en una prisión militar, López se comunica a través de Twitter casi todos los días, urgiendo a los venezolanos que salgan a las calles todos los días en defensa de un referéndum revocatorio este año.

Joostrap Article Carousel