El gobierno de Argentina, encabezado por el Presidente Mauricio Macri está intentando producir una nueva estrategia exhaustiva con el fin de combatir la proliferación del tráfico de drogas en el país. Uno de los objetivos fijados por Macri para su administración al asumir el poder en el 2015 fue el de “Derrotar el tráfico de drogas”.

 

 

Pero ese ambicioso objetivo no se ha traducido en una estrategia clara y bien definida. En un esfuerzo por modificar esa situación, luego de nueve meses en el poder, Macri finalmente está intentando esbozar lo que pretende que se convierta en una estrategia amplia y completa para cumplir con su objetivo. Debe señalarse que desde que llegó al poder, prometiendo descabezar el tráfico de drogas, el gobierno de Macri ha implementado una serie de iniciativas que apuntaban a reforzar los esfuerzos contra el tráfico de drogas.

macri argentina lucha antidrogas

Tales esfuerzos contemplaban la reorganización de las fuerzas federales de seguridad, e incrementar el número de oficiales federales de seguridad en las áreas de frontera del país para reprimir el contrabando ilegal de drogas a través de las fronteras. Pero esas iniciativas se aplicaron primariamente en respuesta a incidentes específicos y no como parte  de una contundente nueva política nacional. El Presidente Macri buscó cambiar eso, y el 30 de agosto presentó formalmente la estrategia integrada contra el tráfico de drogas de su gobierno. El plan presentado bajo el nombre “Argentina sin Narcotráfico” establece nuevos objetivos para la prevención del tráfico ilegal de drogas, y también relacionado con su consumo en el país.

El nuevo plan, elaborado por la ministra de seguridad, Patricia Bullrich, pretende ser exhaustivo, abordando no solamente la provisión de drogas, sino que enfoca todos los aspectos del comercio ilegal de las drogas. En ese sentido, Macri dijo que no solamente incluye el reforzamiento en la aplicación de la ley para reducir el tráfico, sino también la adopción de nuevas iniciativas de salud pública que apuntan a reducir el consumo de drogas ilegales. Dijo que el plan incluye “políticas inclusivas sociales y de trabajo” diseñadas para mantener a los jóvenes alejados de las drogas y para evitar que sean involucrados en el tráfico de drogas. Macri dijo además que esto incluirá programas de prevención de las drogas y de educación en las escuelas públicas en todo el país.

Por su parte, la ministra Bullrich declaró que el plan también contempla la reducción del consumo a través de la erradicación de laboratorios (‘cocinas’) a pequeña escala que surgieron en varias áreas urbanas, como también aumentar  las sanciones penales por el tráfico de drogas, e incautar y apropiarse de activos obtenidos a través del tráfico de drogas. La ministra dijo que las fuerzas federales de seguridad también serían reorganizadas y entrenadas para emplear nuevas tácticas y tecnologías para identificar a las bandas de narcotráfico, como también patrullar las fronteras del país. De acuerdo con Bullrich, esto incluirá nuevos programas de exámenes previos para asegurar la integridad de las fuerzas de seguridad e impedir que los grupos de tráfico de drogas “co-opten” a agentes del estado.

Cooperación internacional

Bullrich dijo que bajo el plan del gobierno, Argentina buscaría profundizar los acuerdos de cooperación tecnológica y operativa con los países vecinos, como también con aquellos con los cuales Argentina tiene lazos directos aéreos y marítimos. De acuerdo con Bullrich, esto involucra a unos 40 países, incluidos Bolivia, Chile, Brasil, Uruguay, Paraguay, Colombia, Estados Unidos, China, Rusia, y 27 países miembros de la Unión Europea (UE). Con todos esos países Argentina tratará de establecer una “colaboración horizontal” e intercambio de inteligencia, como también metodologías.

Bullrich destacó que uno de los objetivos de buscar una cooperación internacional incrementada era intercambiar información acerca de drogas sintéticas ilegales, tales como sus componentes químicos y los precursores químicos usados para producirlas. Las drogas sintéticas ilegales son normalmente desarrolladas en Estados Unidos y Europa, pero ahora están siendo consumidas y producidas  crecientemente en Argentina, y Bullrich dijo que estando informados acerca de nuevas drogas encontradas por sus contrapartes ayudaría a que las autoridades nacionales impidan que estas sean producidas en Argentina.

Joostrap Article Carousel